EL BÚNKER DE EL SALER

   No es una obra de arte, su visión no despierta curiosidad por su belleza y quizás por ello se encuentre abandonado a su suerte, pero el  búnker, cuya torreta, única parte visible y conocida desde que se perdiera el recuerdo de su existencia, tiene su breve historia.

   Sepultado y olvidado durante décadas, en 1998 fue descubierto lo que justo sesenta años antes el general Miaja había ordenado construir, en la playa de El Saler, para defender la ciudad de Valencia de un eventual ataque marítimo por las fuerzas de Franco.


   El búnker del que hoy se sabe es un gran laberinto de galerías subterráneas, con dependencias para su habitabilidad y operatividad permanente, no fue sólo bastión republicano durante la Guerra Civil española, porque terminada ésta, durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, el ejército lo mantuvo operativo ante el temor de un posible desembarco aliado.

   La torreta fue dotada con un cañón, pero no con un cañón cualquiera. Tenía éste un alcance de 12 kilómetros, era un doble cañón Vickers Amstrong de 305 mm. y procedía del poco antes desguazado “Jaime I”, tampoco éste un barco cualquiera, pues el “Jaime I”, un acorazado que en 1933 había trasladado a Valencia los restos mortales de Vicente Blasco Ibáñez, fallecido en Mentón,  había sido  el buque insignia de la Armada de la República, desguazado poco antes en Cartagena tras hundirse a causa de una explosión durante una reparación.


   Hoy el bunker sigue oculto, abandonado como la torre lamida por las olas del mar, que la alcanzan al subir las pequeñas mareas mediterráneas o el mar encrespado, que corroe sus cimientos y parece yacer moribunda sin otro destino que, como si un castillo de arena fuese, deshacerse y confundirse con la arena de la playa, ante la indiferencia de los bañistas y el olvido de los representantes de sus propietarios, todos.
Licencia de Creative Commons

26 comentarios :

  1. Creo en la conservación de edificio y monumento de todo tipo. Muestran lo que fuimos y lo que somos.

    Interesante amigo.

    Que todo vaya bien. Hoy de guardia.

    ResponderEliminar
  2. Lo que una vez fue bastión defensivo, hoy tan sólo es recuerdo lejano de otros tiempos y se mimetiza con un paisaje que se erosiona y se modifica ante la indiferencia de la gente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que este y cuantos bunker existen sigan ocultos inactivos por el resto de los días, que su figura semioculta sea ejemplo de aquello que nunca más se debe repetir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lástima que no pudiese usarlo el dictador Franco en contra de ese supuesto desembarco Aliado que nunca llegó, y así habernos liberado de esos 40 años de ignominia que España ha padecido y recuperar el Gobierno legítimo que destruyó.

    Otra obra de arquitectura (militar) abandonada y que aunque no sea uno de los famosos castillos de Castilla, bien creo que debería hacerse algo por él.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un dato que habeis pasado por alto, en el centro de esa redonda, los franquistas despues de pasado el peligro de invasion de los aliados instalaron un monolito con los yugos falangistas y coronado con una tremenda crus, donde se perigrinava los falangistas los 20 de noviembres a una misa campestre. este monolito fue atacado y destruido por un comando antifranquista en 1983...

      Eliminar
  5. Es una lástima que se dejen desaparecer lugares de interés histórico, testigos que pueden contar páginas apasionantes. Qué difícil parece conseguir que las autoridades piensen en esas cosas. Y sin embargo, pienso que hubieran podido sacarle buena rentabilidad. A ver si aún se está a tiempo.

    Feliz día, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Tan relativamente reciente y tan antiguo al tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Difícil veo su conservación dado el sitio en que está. Marea "pacá", marea "pallá", y encima sin un duro "pa ná".

    Un abrazo Dlt.

    ResponderEliminar
  8. Son muchos los que existen a lo largo de nuestra geografía.
    Creo que su estado actual es el que le corresponde, desaparecer poco a poco destruido por la paz.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En algunos sitios creo que funcionan asociaciones para la recuperación de la arquitectura militar, no sé con que éxito, porque por mi zona también existen vestigios de este tipo de la guerra civil y están abandonados a su suerte (búnkeres, aeródromos republicanos). Pero "si no hay duros pa ná".Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Era todo un "Señor Cañón", que me recuerda la pelicula "Los Cañones de Navarone".
    En Conil, el Playa del Aceite, hay un nido de Ametralladora, pero este lo utilizan, algnos, para otro hacer diferente para lo que fue creado.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  11. Aunque es lamentable que el Bunker se usará en la guerra que tanto dolor nos hizo, no deja de ser un monumento en nuestra historia y como tal merece ser tenido en cuenta, aunque lamentablemente por lo que ya sabemos , se quedará hundido y olvidado.
    Gracias
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  12. En estos momentos cada vez hay menos apego a conservar estas señas de identidad de nuestra Historia: que aunque han pasado 70 años aun se siente que suscita muchos resquemores.

    Posiblemente por ese motivo paso tanto tiempo sepultado?

    Un abrazo feliz domingo.

    ResponderEliminar
  13. Queda un punto histórico en el cual se puede contemplar un bello paisaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta visitar construcciones que hablan de pasados siniestros de la historia, es como un recordatorio de la idiotez de las guerras y del mucho dolor que causan. Aún quedan bunkers en algunas zonas del Pirineo, fronterizo con Francia, siempre que los veo o paso cerca de ellos, pienso en el miedo y el dolor de los soldados que tuvieron que estar allí metidos. Para nada, poco avanzamos porque el ser humano, como la burra que vuelve al trigo, caemos en contiendas cada siglo, una o varias veces.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Que ese búnker duerma para siempre y que encierre en sus entrañas todas esas pesadillas de aquellos años convulsos.
    Si alguien se atreviese a despertarlo, que solo sea para crear literatura o cine, pues ese entramado de galería subterráneas de las que hablas, bien se prestan a ello...

    Un abrazo, Dlt.

    ResponderEliminar
  16. Siempre que veo uno de estos, pienso en los que tuvieron que pasar por esas galerías subterráneas. Me da claustrofobia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. El desconocimiento engendra desidia y abandono. A menudo un poco de información basta para poner en valor las cosas. Bueno... eso, y conseguir despertar el interés.
    Un abrazo, dlt

    ResponderEliminar
  18. El olvido, tú lo has dicho. Es una pena. En Arenys de Mar también hay varios pequeños búnkers (otra vez los aliados jamás llegaron...) que dan pena. Y creo que podrían reaprovecharse o, al menos, dignificarlos.
    Pedazo cañón el que instalaron en Valencia. 12 km de alcance es para pensárselo dos veces sin una aviación muy precisa que apoye el desembarco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Desconocía por completo este bunker republicano. España está plagada de restos de la contienda civil, mucho de ellos, como éste, abandonados por completo...como otros tantos monumentos...una pena.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. :( A mí también me hubiera gustasdo como a dissortat que Franco hubiera tenido que usarlo.

    No tenía ni idea de su existencia, dlt. Siempre aprendiendo de ti :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Cosas de la historia. A veces se conservan otras se destruyen. Me imagino que estará cerrada. Tampoco he oído nada. Solo he visto algunas fotos del bunker de Hitler:-(
    Bss

    ResponderEliminar
  22. Sin embargo en la Sierra de Alcubierre, Huesca, hace unos años se inauguró la "Ruta Orwell" para visitar las trincheras republicanas en esa zona. Yo las he visitado y aunque me llamaron mucho la atención, es un recurso turístico de ese lugar. Claro que Valencia tiene otros atractivos. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  23. En Madrid o en Barcelona refugios antiaéreos han sido recuperados para la visita turística. Creo que debe ser una experiencia muy fuerte visitar sitios como estos, con tanta carga sentimental detrás, pero pueden fijar en nuestra memoria ideas muy aproximadas de la situación de la población en época de guerra. Bien se podría hacer algo parecido para este búnker del Saler, aunque seguro que no habrá dinero para ello, al menos por el momento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Nunca lo vi. Pero sí sabía de su existencia por un dibujante de Barcelona ya muy anciano que había trabajado en su construcción. Contaba que se incorporó al ejército republicano siendo un estudiante de arquitectura, siempre arrastrando sus libros por el frente. Hasta que los perdió en la Batalla del Ebro y con ellos la esperanza de continuar la carrera, que nunca terminó. Hay cada historia…

    ResponderEliminar
  25. Pues si no se cuida acabará engullido por por el entorno y parecerá una pieza de él. Mejor sería que se cuidara como muestra de un pasado que no se debe olvidar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails